El poder del modo avión

Como sabréis por nuestras redes sociales y por el banner que colgamos en la web, hemos estado unos días de vacaciones. ¡Ay, qué lejos quedan ya! El caso es que uno de los claros objetivos que tenía en estos días de descanso era la desconexión digital y desengancharme al teléfono móvil. ¿Lo habré conseguido?

En el día a día de SomosOcéano siempre estoy pegada al ordenador y al teléfono móvil. Por aquí tenemos una máxima que es no dejar sin responder ningún mensaje y esto, no nos engañemos, nos lleva mucho tiempo. Entre todas las redes sociales, Facebook, Instagram y Twitter, además del mail y del formulario de contacto, os podemos asegurar que cada día nos llegan mensajes de todo tipo desde preguntando sobre tallas, puntos de venta, colaboraciones y dudas de todo tipo. Y también estamos enganchados porque constantemente estamos creando contenido para nuestros medios sociales para enseñaros de la forma más amable posible todos nuestros productos y actividades.

 

Preciosa ilustración de Isabel Castillo Guijarro.
Preciosa ilustración de Isabel Castillo Guijarro.

 

Así que durante estos días de descanso uno de mis objetivos era dejar de lado el teléfono móvil. Os confieso que no lo conseguí al 100%, os cuento.

Por una parte tengo que decir en mi descargo que me encantan las redes sociales y me divierten mucho, así que durante esta “desconexión” utilicé mis redes sociales personales, que habitualmente no uso, para colgar fotos de las vacaciones y así tener un recuerdo al que acudir cuando llegue noviembre y me entre bajón por el mal tiempo y el agobio del trabajo jajaja

Sí que he conseguido, por ejemplo, dejar mi teléfono móvil guardado durante las horas de la comida o cuando estaba con gente en la mayor parte del tiempo. Es algo descorazonador ver personas a la mesa que cada uno va a lo suyo frente a la pantallita de su smartphone y que ni se hablan. Por cierto, a esta práctica se la denomina phubbing (de phone y snubbing que significa ignorar)

También logré ser bastante parca en mis comunicaciones con el móvil durante los días de vacaciones, es decir, un "hola, estoy bien" a la familia y poco más (mis amigos ya podían ver las fotos en las redes sociales y saber que estaba pasándolo bien jajajaja). Y otra cosa, conseguí no ansiarme si no tenía wifi disponible o cobertura, si no la había o no iba bien, apagado del teléfono y punto, a echar una nueva siesta.

 

 

Justo pensando sobre este tema esta semana una de mis instagramers favoritas, Aline Lorenzo @alinelorenzo daba una serie de consejos sobre el uso del móvil y la desconexión digital. Uno de los que más me gustó y que me voy a poner en práctica es el de utilizar un despertador y no el despertador del móvil, así podrás dejar tu teléfono fuera del dormitorio y al levantarte no será  lo primerísimo que hagas ver tus notificaciones de la noche. Otro truquillo que tengo, este es propio, es poner un recordatorio en Instagram para que te diga cuánto tiempo llevas usando la aplicación (en iPhone sólo tenéis que ir a las tres rayitas horizontales de la parte superior derecha, Tu actividad y allí Programar recordatorio diario en donde indicas cuántos minutos quieres pasar al día y si los superas te avisan) .

He estado leyendo sobre hacer un "detox digital" y estas son algunas de las recomendaciones por si os interesa:

-Utiliza un despertador convencional y no el del móvil.

-Desactiva las notificaciones de las aplicaciones.

-Silencia el móvil.

-Silencia grupos de Whatsapp.

-Aléjate físicamente del móvil cuando estés en casa.

-Controla el tiempo que pasas utilizando las aplicaciones.

-Si estás reunido con gente guarda tu dispositivo en el bosillo o en el bolso.

Escribir comentario

Comentarios: 0